ARTÍCULO No. 11

Alimentación saludable para un trabajo eficaz.

Alimentacin saludable para un trabajo eficaz.

ARTÍCULO No. 11 / ALIMENTACIóN SALUDABLE PARA UN TRABAJO EFICAZ.

Anterior Artículo Siguiente

Durante nuestra vida, una etapa que cobra gran importancia es aquella en la que nos desempeñamos laboralmente y en este momento es clave que las personas logren armonizar su consumo de alimentos con su vida profesional, ya que sin saberlo un factor afecta directamente al otro.


La organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que una alimentación saludable podría llegar a mejorar el rendimiento laboral en un 20%, pues una persona que se alimenta adecuadamente puede lograr un mayor rendimiento laboral debido a que tiene la energía y nutrientes necesarios para hacerlo, reduce el ausentismo por enfermedades relacionadas a una inadecuada alimentación y tiene un mayor bienestar físico y mental.

 

Con el fin de mejorar el rendimiento y reducir la fatiga durante el desarrollo de nuestras actividades, a continuación encontrarás información clave para mejorar la calidad de la alimentación durante tu etapa laboral y, además, alimentos que pueden llegar a ser útiles para aumentar el rendimiento y contribuir también con el estado de salud de los trabajadores.

 

 

Recomendaciones de alimentación saludable en el trabajo

 

  • Ten una alimentación normal en calorías: dietas bajas en calorías afectan el rendimiento laboral; y dietas altas en calorías aumentan el peso corporal, lo que conlleva a un esfuerzo adicional para desarrollar las actividades del día.

 

  • Varía la alimentación: si se come siempre lo mismo la alimentación se tornará además de aburrida, insuficiente en la cantidad y calidad de los nutrientes que el cuerpo necesita. Una forma de mejorar la variedad es escogiendo frutas y verduras de diferentes colores cada día.

 

  • Ten en cuenta  los alimentos que son la fuente principal de energía que utiliza nuestro cuerpo para desarrollar las actividades del día a día. Estos son:

Frutas y verduras

Lácteos bajos en grasas.

Cereales (arroz, trigo, cebada, etc)

Raíces y tubérculos (yuca, papa, arracacha, etc)

Plátanos (como el colicero o el hartón)

Leguminosas (fríjol, lenteja, garbanzo, etc)

Además de sus derivados como las pastas, coladas, pan o arepas entre muchos otros.

 

  • Mantén siempre una buena hidratación, ya que la deshidratación y la fatiga se encuentran relacionados.  Por ello bebe suficiente agua o jugos de fruta durante el día.

 

  • Consume productos frescos como frutas y verduras en porción. Ellos también ayudan con la hidratación de nuestro cuerpo, además de ser una buena fuente de fibra.

 

 

Alimentos que pueden mejorar tu productividad laboral

 

  • Se deben elegir alimentos ricos en proteínas, tales como carne de res, cerdo ternera, pollo o pescado, que sean magras, es decir sin grasas. También alimentos ricos en fibra son muy útiles, como las Pastas Doria Multicereal o el arroz integral, las frutas y verduras.  Estos alimentos ricos en proteína y fibra, mejoran la saciedad (sensación de sentirse lleno) para poder estar concentrado a la hora de trabajar y no pasar hambre.

 

  • Los ácidos grasos omega-3 podrían aumentar la actividad cerebral. Los podemos encontrar en los pescados y en las Pastas Doria Omega 3, 6, 9.

 

  • Avena: según estudios realizados, las personas que desayunan con avena son más productivas durante el día.

 

  • Chocolate: puede aumentar nuestra energía y nuestro estado de ánimo.

 

  • Semillas secas: como el maní, nueces o macadamias entre otras, contienen magnesio que es fundamental en la conversión del azúcar en energía. Algunos de ellos como las nueces de Brasil aportan selenio que se relaciona con un buen estado de ánimo.

 

  • Aguacate: al parecer la grasa que posee ayuda a mejorar la capacidad de concentración y el funcionamiento cerebral.

 

 

Espero que estos consejos te lleven a tener un mejor desempeño laboral y a contribuir con una mejor calidad de vida.

 

 

TIPS:

 

  • Una persona que se alimenta inadecuadamente tiene menos posibilidades de desarrollarse adecuadamente y mejorar su calidad de vida, ya que su productividad podría llegar a verse afectada en un 30% comparada con aquellos que se alimentan saludablemente.

 

  • Una buena nutrición es la base de la productividad laboral.

 

  • Una alimentación balanceada es la que nos aporta las cantidades de nutrientes necesarios para las actividades diarias que realizamos y para conservar un buen estado de salud.

 

  • Nuestro bienestar físico y mental, tanto como nuestro desempeño laboral, está muy relacionado con una alimentación saludable.

 

  • Existen muchas formas de alimentarse y es responsabilidad de cada cual elegir la forma correcta de hacerlo y la que sea más conveniente para su salud y desempeño.

 

 

Anterior Artículo Siguiente