La nutrición celular y su importancia en nuestras vidas

En un mundo tan interconectado, todos los seres humanos debemos cooperar. Todos debemos esforzarnos por interactuar de manera generosa y constructiva, tanto por el bienestar de cada uno, como por el desarrollo y la funcionalidad de la sociedad. Como la sociedad, nuestro organismo también necesita que todos los elementos que lo componen, cooperen para su buen funcionamiento. Uno de los pasos para lograrlo es una buena nutrición celular.

¿Qué es una buena nutrición celular?

El punto de partida no es ni nuestra buena actitud ni nuestra educación ni nuestras capacidades, o, para decirlo con mayor exactitud, la educación, la buena actitud y el desarrollo de nuestras capacidades exigen como prerrequisito de una adecuada nutrición celular.

Para empezar es importante entender entonces qué es la nutrición celular y cómo es posible que tenga tal impacto en nuestras vidas.

La nutrición celular es el proceso a través del cual se le brinda energía y materia prima a cada célula del cuerpo; es, por consiguiente, lo que permite que nuestros cuerpos gocen de salud, sean perfectamente funcionales y se puedan adaptar.

La nutrición celular desempeña un papel protagónico en el desarrollo de todos los humanos. Dependiendo del momento de la vida en el que nos encontremos, nuestro cuerpo necesita en mayor o menor medida de ciertos macronutrientes y micronutrientes específicos. 

Durante los primeros 3 meses de embarazo, por ejemplo, la presencia de ácido fólico es fundamental. Se ha comprobado que su ausencia aumenta considerablemente el riesgo de que se generen malformaciones en el cerebro y la médula espinal de los fetos. Cosas semejantes pueden decirse sobre la ausencia de otros minerales.

Asimismo, nutrientes como el zinc son indispensables para el crecimiento y desarrollo de los niños. La escasez de este micronutriente está relacionada con la baja estatura, la debilidad del sistema inmunológico, el subnormal desarrollo cognitivo y, durante la adultez, con la propensión a la depresión y al Alzheimer.

No podemos concluir este artículo sin tocar de pasada un tema importante: las 2000 calorías diarias recomendadas para una dieta saludable.

Como mucha gente sabe, una persona promedio debe consumir 2000 calorías diarias para no desnutrirse ni sobrealimentarse. Sin embargo, 2000 calorías no garantizan una buena nutrición. Una dieta desprovista de ciertos nutrientes puede, como ya hemos visto, generar en las personas una mala nutrición celular.

Esto resulta, como se ve frecuentemente, en severos tipos de avitaminosis incluyendo el raquitismo, el escorbuto y el beriberi. Harinas integrales y alimentos como Pastas Doria sirven para prevenir este tipo de enfermedades. Pastas Doria es la única con Nutrivit, que fortifica tus pastas con algunos micronutrientes esenciales entre los que se encuentra la vitamina A, cuya deficiencia produce efectos en tu cuerpo de la misma naturaleza que los recién nombrados.

Pero no basta con que comas Pastas Doria y harinas integrales. Tu dieta debe incluir muchas verduras, grasas no saturadas como el omega 3, diversas fuentes de minerales y suficientes proteínas. Dale a tu cuerpo lo que necesita, da siempre lo mejor de ti y ayúdanos a transformar de manera positiva y en todas las escalas este mundo, este país y esta sociedad.

Compartir: